Este fin de semana finalmente solo se ha jugado el encuentro ante HC Castellón debido a que Mislata no pudo asistir a su cita liguera el sábado. El resultado final 8-2 para los Titanes.

A priori se esperaba un gran partido entre dos equipos muy igualados en la tabla y que en Castellón se finalizó con una derrota para los Titanes de 8-7 con una inferioridad numérica notable. En este partido de vuelta las tornas habían cambiado totalmente y han sido los castellonenses los que se presentaban al partido con muy poca gente, aún así los Titanes no fueron capaces de abrir el marcador hasta llegados a siete minutos del final de la primera parte, llegando al descanso con un 3-0 en el marcador. La segunda parte fue algo más fluida para el equipo local aunque la línea del capitán Javier Samper, estuvo mucho más centrada que la línea de el asistente Nestor Góngora, a la que le metieron los dos goles en el mismo cambio.

 Tenemos que destacar los incidentes producidos por la falta de seguridad de la valla en la pista cubierta del polideportivo municipal de San Vicente del Raspeig, la que no dispone de cerramiento completo perimetral, simplemente dispone de una barandilla muy peligrosa en la que un jugador en caso de caída se golpea con ella sin tener apoyo para separarse de la misma, como le sucedió a nuestro compañero Andrés Parra, que posiblemente no pueda finalizar la liga por un accidente en esta barandilla. También se han producido tres golpes del disco al público debido a lo mismo, a no tener suficiente altura en la protección perimetral de la pista.

Esta web utiliza cookies, puedes ver aquí la Política de Cookies
× ¿Quieres más información?